Pasar al contenido principal

Jóvenes cubanos son premiados en el Palacio de Convenciones de La Habana por su actividad científica y tecnológica

Cerca de un centenar de jóvenes recibieron este viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana los premios del Estudiante Investigador, Joven Investigador y Joven Tecnólogo 2019 y 2020.

Debido a la compleja situación epidemiológica del país las entregas se hicieron conjuntas, y a diferencia de otros años no se realizó en la jornada del aniversario de la Unión de Jóvenes Comunista.

El Premio reconoce la labor de los jóvenes estudiantes de alto aprovechamiento docente que se destacan en la actividad científica y tecnológica, a los jóvenes investigadores y jóvenes tecnólogos graduados universitarios, vinculados a las Entidades de Ciencia, Tecnología e Innovación y a los Centros de Educación Superior. En esta ocasión se entregaron 285 propuestas pertenecientes a los años 2019 y 2020.

Dentro de los 102 premiados destacó la Doctora Yanet Ortega Dugrat, joven enfermera del Centro Nacional de Mínimo Acceso de La Habana, quien es la primera en obtener el título de Doctora en Ciencias de la Educación Médica y el grado científico.

La ponencia de su tesis doctoral llevó como título: El Mejoramiento humano en la atención a paciente oncológico con uso de prótesis esofágica autoexpandible.

Además, Cynthia Porras Nodarse de la Universidad tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE) obtuvo Mención Joven Investigador en el año 2019 y Premio Estudiante Investigador en el año 2020 en la categoría de Ciencias de la Computación e Informática.

Gran parte de los galardones recayeron en investigadores de las ramas de la agropecuaria, la biotecnología y la farmacéutica, sectores priorizados por el país y que han cumplido un papel clave durante la actual pandemia y la crisis económica que trae consigo.

Compartir esta publicación

Comments (0)

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.